Centro de estudio

Niños y ronquidos… ¡Conoce las consecuencias!

¿Sabías que un niño que ronca oculta otros problemas de salud y no se trata tan sólo de un ruido molesto? Este es un problema que cada vez preocupa más a la comunidad de salud pública por su constante crecimiento en niños a lo largo de todo el mundo. 

Un niño que ronca no solo indica una obstrucción nasal, sino que implica mandíbulas abiertas, crecimiento facial alterado, problemas de atención y de comportamiento, trastornos del sueño no reconocidos como apnea del sueño y un deterioro general de la apariencia física.

La alteración del sueño a través de factores como los ronquidos, no son un problema menor, pues si bien es un tema que está bastante naturalizados en términos sociales, es un gran factor de estrés para la mente y el cuerpo humano, principalmente cuando hablamos de niños. Trae aparejados otros problemas que no vemos como el hecho de que tiende a deprimir el sistema inmunológico, lo que hace que un individuo sea mucho más vulnerable a una amplia variedad de enfermedades y resulta en innumerables modificaciones en el cerebro de las que aún hoy en día no tenemos mucha información. 

Un niño que ronca puede presentar bajo rendimiento en la escuela, sin embargo son muy pocas las veces que vinculados este comportamiento con los ronquidos, problemas del sueño y una mala posición dental. 

Ahora, lo importante: ¿Cómo solucionamos este problema?

Primero, debemos volver las dietas a alimentos mucho más masticables. También será clave la utilización de técnicas de ortodoncia actuales y modernas que ayudarán a reducir la resistencia de la via aérea superior, mejorar el crecimiento mandibular y lograr así enfatizar el movimiento hacia adelante de ambos maxilares y ojala evitar extracciones dentarias.

Una postura oral adecuada significa que, en reposo, la lengua está en el techo de la boca, los dientes se tocan o se separan ligeramente y los labios están juntos sin esfuerzo. ⠀

Cuando un niño crece con una postura oral adecuada, el rostro se desarrolla en un equilibrio adecuado de acuerdo con su plan genético. Además, existe un equilibrio adecuado entre las fuerzas de la lengua y las mejillas, y los dientes tienden a colocarse en posiciones relativamente buenas.

Ahora que conoces está información… ¿Tu hijo ronca? ¿Tiene los dientes torcidos? ¿Habías pensado que estás situaciones podrían estar conectadas? 

Te puede interesar

Blanqueamiento dental

Consumir ciertos alimentos, como café o vino, y tener ciertos hábitos como fumar pueden hacer que el esmalte que recubre y protege el […]

¿Qué causa los dientes torcidos?

Los dientes torcidos es de las principales razones de consulta de los padres con sus hijos e hijas. Entre los […]

El riesgo de roncar

La falta de sueño, el insomnio y los ronquidos son temas que tratamos de manera frecuente en pacientes de nuestra […]